El arcángel Miguel es el príncipe de los arcángeles. Se le puede pedir la protección, fuerza, coraje, superación de miedos, dudas, temores y que se haga la voluntad de Dios para cada uno de nosotros. Otra de sus principales tareas es la de defender la fe que permanece en nuestro corazón.