Para todo tipo de pieles. Sin alcohol. Calma y relaja las pieles sensibles y secas. La acción de las violetas sobre el cutis corrige eficazmente las pequeñas arrugas faciales y reafirma los tejidos, suprimiendo las rojeces difusas de la piel. Al pulverizar tu cuerpo, conseguirás una agradable sensación de frescura y la piel ligeramente perfumada.