Antiguamente los reyes persas llevaban coronas de madera del árbol de la mirra. En la edad media era costumbre ofrendar mirra en la noche de Reyes. Es una de las ofrendas que los reyes realizaron a Jesús: oro, incienso y mirra. Disponible a granel 100 gr.