El árbol del benjuí era muy apreciado por Plinio y antiguamente su resina se utilizaba para aromatizar perfumes, colonias, pomadas y demás. Actualmente se emplea en las mezquitas orientales, donde se quema a modo de incienso. Disponible a granel – 25 gr.