Su nombre significa “Aquél que es como Dios”.

Su función principal es liberarnos del miedo y guiar en su propósito de vida a los trabajadores de la luz.

Miguel da orientación, protección energética y motivación para que podamos realizar con éxito nuestro camino de vida.