Venus entrará en Piscis el 14 de Enero, después de 23 días en Acuario. En sus cortos tránsitos en cada signo, Venus nos invita a tomar consciencia del Amor a través de las gafas del signo que visita.
La Diosa del Amor encuentra en Piscis la posibilidad de construir una sistema de valores, un tipo de amor, más universal, más transcendental que el amor de pareja.
En Piscis, el amor entre dos personas es importante, pero no lo más supremo, ni su única forma de expresión.
El desarrollar, Compasión, Amor Universal, Aceptación de las Imperfecciones humanas, es el trabajo de Venus en Piscis.
A cualquier planeta en este signo, le cuesta definirse, encontrarse en su forma más pura, aceptarse, y aprender a vivir de acuerdo a un sistema de valores individual y personal, en vez de seguir con el sistema de valores impuesto por su entorno, la sociedad, la cultura, el inconsciente colectivo.
En la mitología griega, Venus, la Diosa de la Belleza, es obligada a casarse con el herrero más feo del Olimpo, Hefaísto, hijo de Juno, la esposa de Zeus. A pesar de estar enamorada de Ares, el Dios de la Guerra (Marte), que era un bello guerrero, ella se mantiene casada con Hefaísto o Hefesto. Es la historia de la Bella y la Bestia una vez más y es a través de ella que tomamos consciencia de aprender a vivir con la Bestia interna, para poder llegar al verdadero Amor. No olvidemos que Bella debe aceptar casarse con la Bestia, ANTES que éste se transforme una vez más, en el Príncipe que una vez fue.
En algunas versiones sobre el mito de los dos peces, se dice que fueron Ares y Afrodita que se convirtieron en ellos para permanecer siempre juntos unidos por un hilo invisible. Es en este dilema de encontrar el balance entre el amante ideal y el que uno realmente tiene, que Venus en Piscis aprende sus lecciones más importantes.
Hay un elemento de victimación en Venus en Piscis, algo así, como tener que aprender a vivir con lo que le toca, en vez de con lo que desea. De aqui, la enseñanza de Aceptación del Propio destino.
Siempre escuchamos sobre la creatividad, la musicalidad, la compasión, de este signo, y sin duda, el mundo del espectáculo y de la música están llenos de Piscis. Pensamos en Michael Jackson, (Luna en Piscis), Joaquín Cortés, (Sol en Piscis), Johann S. Bach, Johann Strauss, (Sol en Piscis), Penélope Cruz, Barbra Streissan, Billie Holiday, Diana Ross(Venus en Piscis,)etc y muchísimos más. Pero no debemos olvidar que el símbolo de Piscis son dos peces nadando en direcciones opuestas y el lado holgazán, propenso a la depresión, las adicciones, la manipulación emocional, también se encuentran el este signo. Quizás la dificultad más grande de Piscis es comprender donde terminan sus derechos y donde empiezan los de los demás, la transgresión de la privacidad ajena es otra característica de este signo.
Aún así, en el individuo avanzado que pelea por descubrir y vivir con su propia naturaleza, sin negar su lado menos atractivo(su propia sombra,como decía Jung) que se desarrolla el lado más elevado de Piscis, donde radica el verdadero deseo de ayudar a la Humanidad. Es como consecuencia de la aceptación de nuestro lado más oscuro que encontramos la posibilidad de cerrar las puertas a la “sombra colectiva”, que es intensamente más peligrosa que la sombra individual. El joven musulmán que se explota en nombre de Aláh, lo hace manejado por la sombra colectiva y no por la individual. Es a través de Piscis que comprendemos el concepto de Compasión y la necesidad de Ayudar y Socorrer a los que lo necesitan.
Venus en Piscis se manifiesta fácil en el mundo del cine, a través de las Penélope Cruz, u otras Diosas de la gran pantalla, como Scarlet Johannson (Venus en conjunción Neptuno), o Angelina Jolie (Sol opuesto a Neptuno), donde todos podemos proyectar nuestras propias fantasías.
Pero el verdadero sentido de Venus en Piscis es la toma de Consciencia sobre la necesidad de desarrollar el Amor Universal, por todas las criaturas sobre la superficie de la Tierra y en especial por nosotros, la raza Humana, sin diferencias de raza, credo, color de la piel. Nosotros, estas criaturas pequeñísima, en una planeta también pequeñísimo en la infinidad del Cosmos.
Venus entra en Piscis de la mano de Neptuno y Quirón, pasa por delante de Neptuno el 13 y por Quirón el 15 y 16 de Enero, exaltando aún más esas tendencias hacia la experiencia del Amor Universal. Quirón nos muestra la posibilidad de curar nuestra herida más profunda ayudando a otros. Cuando nos encontrados atrapados en el caos de nuestra propia existencia, debemos salir a hacer algo por los demás.
Es de suma importancia para Venus en Piscis encontrar un sistema de valores basado en lo espiritual. Pero aún más importante es continuar con el proceso de individuación iniciado por Venus en Acuario. Así como Venus en Acuario, ha aprendido que existen otro tipo de relaciones además del matrimonio convencional, en Piscis, Venus debe mantener su individualidad dentro de la relación y no fusionarse con el otro hasta el punto de la desaparición de su propio Ego. Poner límites el gran desafío de Venus en Piscis. Vencer un innato sentido de inferioridad y una baja autovaloración, otro. La idea católica del pecado original, es una historia Piscis. La virgen María, a quien ni siquiera se le permitió explorar su lado oscuro, y se mantuvo pura y sufrida, otra.
Debemos salir en la búsqueda de otros mitos y religiones más inclusivas de lo femenino en toda su expresión, y ese será el trabajo durante el tránsito de Neptuno en Piscis y este breve episodio de Venus en conjunción a Neptuno, nos traerá la visión de esta posibilidad. Debemos dejar detrás los mitos y religiones que niegan lo oscuro de lo femenino y lo limitan y debemos buscar aquellos donde la unión de lo masculino y lo femenino ocurra en términos iguales como el maravilloso símbolo del ying and yang.
Venus hará una oposición a Marte el 1 y 2 de Febrero afectando brevemente aquellos con planetas en signos mutables (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis) aunque no es un aspecto muy poderoso, será bueno vigilar que se nos hace evidente en esos días. Aprendamos a recibir el mensaje del Cosmos antes de una inminente crisis. Presta atención.
astrología arquetípica