Esta noche a las 4 de la mañana, hora universal, Venus la Diosa de Amor, la Belleza y el Dinero entró en el signo de Aries, el primer signo del Zodíaco, para reunirse con Mercurio, Marte, Jupiter y Urano.
Regido por Marte (Ares en la mitología griega, amante de Afrodita o Venus, este es uno de los signos más fuego de los signos de fuego. Nos recuerda los arquetipos del Soldado, el Gladiador, el Guerrero, defensor de la tierra, el Atleta, un signo dotado de energía muy masculina.
Como hemos visto en articulos anteriores, Afrodita nunca se casa con Ares, son los amantes eternos, pues ella es obligada a casarse con Hefesto, el enano herrero más feo del Olimpo, hijo de Hera, mujer de Zeus, Rey de los Dioses. Esta dimensión de Afrodita de “esposa” (de Hefesto) y “amante” (de Ares), separadamente, tiene mucho que ver con Venus en Aries. Aquellos que piensan que Venus puede traernos el amor “para toda la vida” están equivocados. Aún en contacto con Saturno o en Capricornio, Venus lucha por mantenerse fiel, pues la fidelidad, no es algo natural en ella.
Venus, nacida de la espuma del mar, causada por la piel de los testículos cortados de Urano, tirados al mar por su hijo Saturno, aunque algunos dicen que nació del agua misma, y otros la hacen hija de Zeus. Nació bella y desnuda, como todos nosotros, pero fué vestida por las hijas de unas ninfas antes de que se le presentase a los dioses en el Olimpo. Todos quedaron prendados de ella y se ofrecieron en matrimonio.
Tal era la belleza de Afrodita. Pero ella se quedó prendada de Ares, y fué con él que inició un largo romance, pero nunca manteniéndose completamente fiel a él o a su marido Hefesto. Muchos son sus deslices amorosos en la Mitología.
Afrodita va siempre acompañada de Eros, el “deseo”. Ella no puede evitarlo, seduce aún sin proponérselo.
Aquellos de vosotros con Venus en Aries en su carta astral, valoran este arquetipo, aman la aventura en el amor, la caza, la espontaneidad y hacen lo imposible para conquistar al objeto deseado. Aún así, lo hacen desde un punto muy egocéntrico, disfrutando de su propio guión mental, nunca entregándose completamente al otro, a no ser que el otro acceda a actuar el rol asignado sin queja. Si es así, al menos al principio de la relación se sentirán en un mundo mágico, pues Aries puede hacer sentir al otro/a muy especial y deseado.
Aún así, hay un insistente e inconsciente anhelo de independencia en la persona con Venus Aries como si tuvieran una misión muy importante que realizar en esta vida que no incluye a nadie más.
Hay también un lazo inconsciente con el Padre, especialmente con las mujeres con esta posición, pero igualemente fuerte en los hombres, como si tuviesen que completar un tarea que el Padre no pudo terminar. Como una reivindicación de los sueños truncados del Padre.
Se sienten atraídos a personas muy activas, determinantes, personalidades fuertes con una dirección a seguir muy definida.
Pueden ser muy atentos con su pareja, y hacerles sentir muy especiales, pero el otro debe devolver las atenciones, pues de otro modo pueden facilmente despreciar las debilidades o imperfecciones del otro.
Es una posición muy atractiva en un hombre, pues son muy varoniles, que a menudo proyectan estas cualidades en la mujer de sus sueños y a las mujeres les otorga una cualidad quasi masculina que puede ser muy atractiva también.
Este tránsito de Venus en Aries, es especialmente poderoso, pues acompañará a otros cuatro planetas en Aries. Se encontrará con Urano entre el 22 y el 23, día que Mercurio se estaciona directo. Esto puede ser una explosión para muchos y una maravillosa inyección de libertad para otros. El impulso será de liberación de cadenas auto-impuestas que ya no podemos tolerar más. Muchos se liberarán o ya se habrán liberado de alguna tarea diaria o de una relación que comenzaba a agobiarles.
Para los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) que han estado teniendo momentos realmente desafiantes y de cambios, la influencia será más notable. El 26 y 27 conectará con Plutón, combinación donde inevitablemente nos confrontamos con nuestras motivaciones más profundas, especialmente en la relación, nos guste o no.
El 30 se encontrará con Saturno por oposición, y la confrontación con la realidad ya sea de la pareja, la situación financiera, se hará más evidente. Durante la mayor parte de Mayo, viajará junto a Mercurio en los últimos grados de Aries, primero y luego en Tauro. Esto trae a muchos de nosotros la posibilidad de arreglar más diplomáticamente situaciones que se han hecho difíciles de confrontar. Aprovechar estos días para decir lo que nos hemos estado guardando por un tiempo sin saber cómo decirlo.
Es una buena oportunidad para que nos paguen lo que nos deben o paguemos lo que debemos.
El 21,22 y 23, Marte se une a ellos en Tauro, formando un gran aspecto a Plutón, muchas situaciones se solucionarán pero debemos aceptar nuestras intenciones más profundas y poner las cartas sobre la mesa. Aquellos con planetas en Signos fijos Tauro, Leo, Escorpio y Acuario son los más afectados. Virgo y Capricornio los más beneficiados. Aún así tienes que estar preparado para dejar fluir los cambios.
Venus estará en Aries hasta el 10 de Mayo cuando entrará en Tauro, el signo que rige por excelencia.

astrología arquetípica