En esta ocasión Terje subió al Monte Teide, uno de los mejores lugares para la observación del cielo. Su objetivo esta vez era filmar la Vía Láctea. La ya de por sí difícil escalada se vio complicada por una tormenta de arena en el Sahara que amenazaba con arruinar su proyecto. Afortunadamenten la tormenta, que aparece reflejada en el segundo 00:32 del video solamente añada aún más belleza a la obra final, la Vía Láctea en todo su esplendor.

DIOS MIO! QUE BELLO ES ESTE PLANETA…. SE LOS REGALO A TODOS LOS QUE AMAMOS A LADY GAIA


The Mountain from Terje Sorgjerd on Vimeo.