Anoche fuí a ver “The Artist”, la película muda y en blanco y negro, (como las de antes), concebida y dirigida por Michel Hazanavicius. Simplemente maravillosa!. Cómica, romántica e inteligente. La recomiendo a todos. Lo curioso, es que este film, comienza en el año 1927 y termina 1932, justo el período en que hubo una T-Cuadrante cardinal como ahora y entre los mismos planetas. Y la película gana todos los premios que se le pueden dar a una peli. Globos de Oro, Baftas y seguramente los Oscars. Me pregunto si el director sabía lo que ocurría en el Cosmos, cuando se le ocurre hacer una película justo sobre el período de tiempo, cuando todo cambió en Hollywood, con el advenimiento de las películas habladas. En aquella ocasión, la única anterior a ahora que la T cuadrante entre Saturno-Urano- Plutón se formaba. Las coincidencias cósmicas!!

El Martes próximo se forma la Luna Nueva en Piscis, la primera vez en nuestras vidas que ocurre una lunación como esta, cuando el Sol y la Luna forman una conjunción con Neptuno en Piscis. Conjunción a la que también se unen Juno y Quirón. Y todo en la casa 12, si consideramos el grado º de Aries como el Ascendente de la lunación.

Tanto Piscis como la casa 12 tienen que ver con el final del trayecto, el último paso antes de “volver a casa”, luego de haber experimentado con todos los signos y las casas de la carta astral. El sentimiento es de ese momento cuando recolectamos todo lo que hemos sembrado en nuestra vida y decidimos si volvemos a empezar o “regresamos a casa”.

La inspiración Pisciana es de compasión y unidad con el Todo. Todo aquello de donde venimos, físicamente, significa nuestros ancestros, todos aquellos que existieron antes que nosotros y sin los cuales nuestra existencia no sería posible. Un sólo eslabón que faltase, y nosotros no seríamos quienes somos. Piscis nos recuerda que en cada una de nuestras células están las memorias de todo aquello que existió desde el principio de los tiempos.

Esta Luna Nueva forma un trígono con Saturno, por tanto todo lo que se inicie a partir de mañana, tendrá un sentido profundo de Destino, o Karma y durará. Comenzaremos a construir algo sólido y relevante. Jupiter y Plutón también están en trígono, por tanto hay un espíritu de optimismo en el aire, que debemos aprovechar para lanzarnos hacia donde nos dirige el alma. Ten fé en lo que te dicen tus instintos y camina hacia donde te llevan tus pies, aunque algunos a tu alrededor no estén de acuerdo. Confía y deja que fluya. Nuestra alma y el Cosmos, saben más que nuestra mente. Atrévete a “cruzar el puente” aunque no se vea el final del mismo.

La importancia de la necesidad de la expresión artística como la mejor terapia, se hará evidente. La mejor medicina para los dolores del alma, es expresarnos creativamente, y con ello no sólo me refiero a pintar o escribir poemas. La poesía del alma va mucho más allá que escribir algunos versos bonitos. Actuar el alma, es creativo, pues nadie es como otro. Todos somos únicos al mismo tiempo que todos somos uno. Cada gota del océano es relevante e importante. Sin ellas no hay océano.

Pallas Athena, se une a esta lunación inspirándonos a actuar desde la independencia y el servicio. Pallas Athena odia la estupidez, nos pide que nos tomemos la vida en serio y peleemos por lo que creemos. Ella quiere ser algo más que una mujer, quiere ser una mujer inteligente e independiente. No necesitamos seguir a un Dios con nombre humano, para servir a Dios. Ni siquiera necesitamos comprender lo que es Dios para servirle. Es sirviendo a los demás y nosotros mismos que servimos a Dios. Es tomando responsabilidad por nuestras acciones y aprendiendo cada día, que servimos a Dios. Necesitamos volver al Dios misterioso, sin nombre, para poder comprender que todos venimos del mismo lugar. El Dios de las religiones institucionales, sólo nos han llevado a matarnos entre nosotros y continúan haciéndolo. Hasta cuando?

Esta Luna Nueva en Piscis en conjunción a Neptuno en Piscis, nos abrirá los canales necesarios para encontrar una religión que nos una a todos finalmente, en vez, de continuar divididos. Cómo puede alguien hablar de su Dios como si supiese de lo que está hablando? Todos sabemos lo que sentimos cuando en la presencia de Dios, pero no sabemos de lo que hablamos. Hora de aceptarlo con humildad y dejarnos de pelear por cosas que ni sabemos lo que son. Las dimensiones mitológicas de los dioses griegos, son dioses mucho más accesibles y con un lado oscuro muy definido. Nuestra naturaleza puede relacionarse a ellos más fácilmente. Aún así la Luna en Piscis nos habla de un Dios que es todo Amor, aún cuando no “sabemos”! lo que es. Es Amor.

Quirón también está envuelto en esta Luna Nueva, con su inmensa compasión y sabiduría, ayudándonos a reconocer nuestra herida más profunda para poder buscar la cura a ese dolor que nos consume a veces. El profundo e insoportable dolor de la encarnación y el ser mortal. Cada uno de nosotros lo manejamos lo mejor que podemos, pero no ayuda a nadie el negarlo, pues es como negar nuestra propia existencia. La inspiración, la imaginación se estimulan con esta Luna Nueva en Piscis, y nos proponen el tomar consciencia y responsabilidad por nuestro dolor y buscar la forma de expresarlo creativamente. Baila, canta, escribe, aprende a tocar un instrumento, pinta, esculpe, cose, teje, borda, reza, medita, haz lo que sea necesario para contactar y expresar tu alma, para esta luna, y ten fé en ti mismo, sin crítica, sólo expresando. Deja fluir.

Esta Luna nos brinda la oportunidad de mirar más allá de los límites de nuestra pequeña realidad tridimensional, hacia un horizonte donde nuestra imaginación se manifiesta en infinitas posibilidades, donde la sabiduría del Cosmos nos invade y nos ayuda a crecer y evolucionar. Neptuno es el gran Redentor, si lo ignoramos nos vuelve locos, si lo dejamos fluir nos redime.

astrologia arquetipica