Esta Luna Nueva llega de la mano, como si de una carrera se tratase, con el Solsticio de Verano el 20-21  de Junio, en el Hemisferio Norte y el de Invierno en el Hemisferio Sur. Se forma en un momento crítico de este mes de Junio, tan importante para muchos, como por ejemplo Sann Suu Kyi, una extraordinaria Géminis, que finalmente después de 21 años, puede salir de su país a recibir su bien merecido Premio Nobel de la Paz. Qué mujer!. Justamente, esta Lunación se forma sobre su Sol a 27º34′ de Géminis, justo cuando Saturno por tránsito también forma un trígono a su Sol, y ella recibe su merecida recompensa.
Esta conjunción Sol-Luna también se encuentra en directa oposición al Centro Galáctico a unos 27º de Sagitario, indicando la importancia de esta Luna Nueva y de este solsticio que está también alineado al centro de nuestra galaxia- Todo esto seguido de la primera cuadratura entre Urano y Plutón, el 24, y el estacionamiento directo de Saturno al día siguiente, el cambio de signo de Mercurio de Cáncer a Leo y el estacionamiento directo de Venus, el 28, después de 43 días en moción retrógrada en el signo de Géminis.
Qué significa todo esto? Pues que las cosas realmente comienzan a moverse, vuelven a avanzar, después de un período, donde sea lo que sea que se encuentra sobre nuestra mesa de trabajo o nuestra vida emocional, tuvo la valiosa oportunidad de que lo estudiemos más detenidamente. Cómo resolver situaciones que nos preocupan, que nos atormentan, que significan un desafío para nosotros. Los retrógrados tienen ese maravilloso regalo de darnos más tiempo, por incómodo que se sienta en su momento, de poder pensar y digerir las cosas más tranquilamente. De poder ganar perspectiva y la distancia suficiente para dilucidar lo que nos aqueja o simplemente aquello que debemos resolver.
Marte forma una cuadratura a esta lunación como inyectando aún más energía al deseo de expresión de aquello que está gritando desde nuestro interior que lo manifestemos. Si escribes, este es un momento crucial, como lo es para todo lo creativo y digo creativo, pues me refiero a la expresión de todo aquello que es único en nosotros. Que sólo nosotros podemos hacer y que no se parece a nada más. Finalmente Géminis, Libra y Acuario pueden lanzarse a la aventura de sacar lo que tienen en su interior y que no ha sido expresado antes. Para todos aquellos con estos signos en el ascendente, la influencia se sentirá fuertemente. Algo en tu interior necesita ser contactado y expresado. Esta Luna también forma un trígono a Neptuno y nuestros anhelos tienen la oportunidad de manifestarse. Medita sobre qué es lo que tu alma te está pidiendo a gritos. Deja la negatividad y las frases como: “Esto a mi no me puede pasar nunca…” “Para qué soñar si después no pasa nada….” y reemplázalas por: “Voy a investigar este lado de mi personalidad”, “Voy a animarme a expresar lo que está dentro de mi, por más que parezca una locura”.
Los signos de fuego también se verán beneficiados por esta lunación y por la entrada de Júpiter en Géminis. Piscis y Virgo también estarán sintiendo el zumbido de las energías geminianas que nos impulsan a conectar con los demás, a dejar fluir nuevas ideas, a iniciar un blog, un libro, un proyecto de venta, de comercio. Lánzate al buscar contactos, a publicitar tu trabajo, a iniciar proyectos. Urano y Plutón ya en su primer cuadratura exacta el 24, nos recuerdan que los cambios llegan nos guste o no. Cuando más te agarres a viejos conceptos, más fuerte será el impacto. Anímate dejar fluir el cambio que golpea tu puerta.
astrología arquetípica