Mañana no es sólo la Noche Buena sino también una Luna Nueva en el signo de Capricornio.
Debo decir antes que nada, que de acuerdo a muchas investigaciones Cristo no pudo haber nacido en Diciembre, así que dudo mucho que fuese un Capricornio. Las cartas astrales de Jesus, que hay, lo hacen nacer en Marzo, y desde luego  Piscis es un signo más aceptable para Él. Pero, quién sabe!
Esta Luna Nueva a 2º Cap 34′, llega de la mano de Plutón y Urano, pues constela la cuadratura formada por estos dos planetas desde el año pasado y responsable de todos estos extraordinarios cambios que están ocurriendo en el mundo y por sobretodo por la muerte y cambio en cabezas de estado. Muchos gobiernos han cambiado y muchos presidentes y primer ministros han muerto.
Desde que Plutón entró en Capricornio en el 2008,  Fidel Castro, oficialmente retira y cede su lugar a su hermano, y a partir de allí no hemos parado. Presidentes de muchos países han sido depuestos o han muerto. Si buscas en Wikipedia, te sorprenderás. Sólo en este año, hemos visto Túnez, Egipto, Libia., ahora la muerte de King Jong Il, de Korea del Norte.
Plutón, el planeta (aunque los astrónomos digan que no) de la transformación es quien se encuentra en conjunción a esta Luna Nueva, augurando el comienzo, una vez más, de grandes y profundos cambios. Es la inevitabilidad del cambio lo que nos trae Plutón, y la tristeza de decir Adiós,  a cosas y gente con quien hemos compartido parte de nuestra vida. Para los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) que ya llevan un par de años agitadillos, esto será más evidente. Una vez más debemos ceder al cambio, al adiós. Hijos que crecen, relaciones que se transforman, o se terminan, la muerte de padres o madres, de amigos, estudios que concluyen y con ello un grupo de gente con quien habíamos conectado, etc.
A pesar de estar todo en cuadratura a Urano, esta Luna también recibe un maravilloso trígono de Júpiter en Tauro, que justamente dos días después de que la luna se forme, se estaciona directo y comienza “su viaje hacia adelante” una vez más, lo que nos llena de optimismo y positivismo.
La cercanía al final del año, nos ayuda a comprender que ciertas cosas deben terminar y debemos iniciar una nueva etapa. Las famosas resoluciones de Fin de Año, son más evidentes esta vez.
Plutón está regido por Hades, Señor del Submundo y el Gran Abajo. Contrario a lo que mucha gente piensa, Hades no es el demonio, sino simplemente el Dios del Submundo. Aquel que nos confronta con nuestra naturaleza más oscura y animal. Nos confronta con la Bestia, como me gusta llamarla a mi, para que podamos descubrir la luz en nuestras vidas y en nuestra personalidad. La Bestia no es nuestra enemiga, simplemente es. Somos. Así. A veces. Y cuando despierta, esta parte de nuestra naturaleza, no es bonito. Nunca lo es. Nos asusta y nos acojona. Cada signo tiene su bestia y Capricornio se obsesiona con controlar y frustra así su creatividad y la de los demás. Para crear es necesario aprender a dejar fluir, y Capricornio tiene problemas con ello. Capricornio quiere tenerlo todo bajo control y eso no es posible. Es justamente cuando no puede controlarlo todo que la Bestia Capricorniana aparece. A menudo de la forma más imperceptible, otras en grandes explosiones. El descubrir nuestro propio héroe interno, y nuestra autoridad interior es el trabajo de Capricornio.
Urano nos impregna de deseos de liberación, de situaciones y gente que nos agobia, de aquellos que nos piden más de lo que podemos dar. La liberación de nuestras propias cadenas es la lección de Urano.
Si te encuentras solo/a esta Navidad. Disfruta. Estar sólo es impresindible si queremos conocernos y escucharnos. Si queremos comprender qué es lo que queremos y si hay una resolución que todos deberíamos tomar es la de ser más honestos con nosotros mismos  y vivir más de acuerdo con ello. Esto irremediablemente implica decir adiós a situaciones y gente y eso es doloroso a veces, liberante otras.
Al final, siempre liberante, por más triste que sea.
Saturno ahora en trígono a Neptuno y nos ayuda a darle forma a nuestra creatividad, a conectar con lo etéreo y darle una expresión concreta.
Comenzamos el año con un disposición interesante de los planetas, con muchas posibilidades y muchas dificultades pero parte del Libre Albedrío, es aprender a sacar el máximo provecho posible a lo que tenemos. No es cuánto tenemos sino lo que hacemos con lo que tenemos.
Saturno nos ayuda a aceptar la realidad y nos dá elementos para sacar el máximo provecho posible al momento actual. No es una mala proposición.
Venus en Acuario desde 21 pasado, nos propone una forma de relacionarnos más impersonal, respetando el espacio del otro y el propio. Acuario necesita espacio, mucho espacio. No puede vivir, cantar, trabajar, comer, bailar, hacerlo todo con el otro/a. Es imposible, el espacio individual es indispensable para Venus en Acuario. Quizás lo más importante si tienes Venus en Acuario o en aspecto a Urano, es aceptar y respetar que eres diferente a tu entorno. Un sentimiento de alienamiento es común, de no querer pertenecer a la manada o manteserse fuera de ella. Parte de manejar esta situación implica aceptar el hecho que necesitamos mantener una distancia con la manada, con los demás.
A veces implica el vivir rodeado de lo que nos recuerda que somos diferentes, como para poder vivirlo intensamente, como el vivir en otra cultura, otro país, o formar pareja con alguien extranjero o de una cultura diferente, como ocurre a veces con los aspectos con Júpiter, excepto que Acuario lo hace para mantener ese sentimiento de alienación.
Hasta que todo este proceso se conscientiza puede ser muy doloroso. Sin embargo la apertura de mente de aquellos con cualquier planeta en Acuario es evidente.
Si tienes Venus en Acuario, debes aceptar que aunque te sientas diferente, tienes puntos en común con los demás humanos y por sobre todas las cosas, acepta que lo que te atrae es lo raro, lo diferente, lo distante, aunque ello te cause dolor. Si siempre te enamoras de quien termina dejándote, acepta que has sido tú quien lo ha elegido, consciente o inconscientemente.
Venus estará transitando Acuario hasta el 14 de Enero 2012 y se encontrará con Saturno y Neptuno los dos o tres días antes de esa fecha. Buen momento para ejercitar nuestra independencia creativa y aventurarnos a lo diferente.
Feliz Navidad a todos una vez más! y Feliz comienzo del 2012!
astrologia arquetipica