luna 2

Aquí llega la Primera Luna Nueva en Cáncer con Júpiter en Cáncer desde hace unos 11 años-. Desde Julio 2002 exactamente. Y qué momentazo! Tanto Júpiter como el Sol y la Luna conectan con la famosa cuadratura Urano-Plutón, formando así una T-cuadrante. Y por supuesto la gente están una vez más en las calles en Egipto, en Brasil, pidiendo que se cumplan las promesas que los políticos “democráticamente elegidos” hicieron. O el cambio de gobierno. A nivel individual estaremos pidiendo que se nos rinda cuenta de cosas que tenemos pendiente.

Una vez más, insistimos en que este momento en nuestra evolución los cambios no se han terminado y que lo que se pedía era una verdadera transformación, y no simplemente un cambio de nombre en el gobierno.

Júpiter no ha llegado a exactamente conectar con Urano-Plutón aún para esta Luna, eso ocurrirá en Agosto. El 7 y el 8 Júpiter opondrá Plutón y el 20 y 21 formará una cuadratura exacta a Urano. No debemos olvidar que Plutón es la Sombra Colectiva de nuestro tiempo, y Júpiter, la Luz, los ideales más elevados. Qué necesita ser traído a la Luz y rescatado de las sombras, en tu vida, para poder evolucionar y finalmente decir adiós a patrones que te condenan y te encadenan. Esto por supuesto aplica a nosotros individuos y a lo colectivo también.

Estos no son momentos fáciles para nadie, pues hay quienes insisten en que todo siga igual, y eso ya no es posible. Justo para cuando la Luna Nueva llega a su pico, el Sol y la Luna se juntan con un Mercurio retrógrado, también en Cáncer, y esto hará que temas de papeles, contratos, las comunicaciones tengan que revisarse o volver a firmarse. Saturno se estaciona directo, es decir llega a su punto más lento, antes de iniciar su marcha hacia adelante una vez más desde los 5º de Escorpio, justo el 8. Será más tarde, el 17, que Júpiter formará por primera vez en nuestras vidas un extraordinario Gran Trígono en el elemento Agua, a Saturno en Escorpio y a Neptuno en Piscis. La tentación de pensar en la fácil solución de muchos temas emocionales es grande, pero no debemos olvidar que Saturno representa las obligaciones y los límites y en su tránsito por Escorpio, nos está obligando a mirar profundamente cual es nuestra responsabilidad en lo que nos pasa. El papel de víctima apoyado por Neptuno en Piscis se encuentra con la mirada implacable de Saturno y el idealismo extremo de Júpiter. Todo aquello que nos irrita, debemos trabajarlo y preguntarnos por qué seguimos pegados a aquello que nos provoca, que nos desafía, que nos confronta con la parte menos atractiva de nosotros mismos. Saturno nos recuerda que no hay forma de no hacer lo correcto. La consciencia colectiva es inmensamente más poderosa que muestra mente individual. Conectamos con el “alma tribal” al que pertenecemos, nos guste o no, y el alma tribal, como dice Daan van Kampenhout tiene sus leyes estrictas y sus expectativas de cada individuo que la forma. Lo que el alma tribal piense que está mal, cada individuo que la forma, también sabe que está mal, esté de acuerdo con ello o no.Es adecuado hablar del alma tribal, cuando hablamos de una Luna Nueva en Cáncer, ya que es este primer signo de agua que nos conecta con el concepto de Tribu. Cáncer siempre parece estar buscando una tribu a quien pertenecer, un lugar al cual llamar “hogar”. Si bien el concepto de tribu en si mismo se relaciona más con Acuario, el pertenecer o no a ella es un tema Cáncer, ya que este signo busca ese lugar donde sentir que pertenece.

Usa las energías de este extraordinario aspecto para meditar, y finalizar temas que tengas pendientes que ya no te dejan crecer. Es indispensable decir adiós a viejos moldes para encontrar nuevos caminos. Estos son momentos de grandes ideas y con la posibilidad de realizarlas. Cáncer, Piscis y Escorpio son los grandes beneficiarios de esta Luna, pero también en menor escala, Virgo y Tauro. Pero eso sí, con Saturno, no son momentos para irse de fiesta, sino para trabajar duro. Un gran sentimiento de logros es lo que nos espera, si estamos preparados a hacer el trabajo. Escucha los susurros de tu alma.

Astrología arquetípica