Aquí llega la Luna Nueva en Cáncer del año, con el Sol y la Luna en cuadratura a Saturno que se encuentra en los últimos grados de Libra, justo cuando Marte, también desde Libra, forma una T-cuadrante exacta a Urano y Plutón, oponiendo Urano y en cuadratura a Plutón.(leer el artículo anterior a éste, sobre la Luna Llena en Capricornio).
Marte en cuadratura a Plutón tiene el potencial de engendrar grandes guerras de poder, al mismo tiempo que Urano en oposición a Marte, agrega ese elemento de sorpresa, con la intensa necesidad de romper cadenas y liberarse de lo que sea que nos oprime. Estos son arquetipos que cuando actúan juntos, provocan en cada uno de nosotros y en el mundo, conflictos que debemos resolver y que nos confrontan con situaciones difíciles de solucionar. A nivel personal, diferentes partes de nuestra psique se activan y nos encontramos con contradicciones en lo más profundo de nuestro ser que debemos armonizar para poder tener más paz interior. Cuando hablamos de arquetipos es como hablar de dioses, y nosotros, simples humanos, no podemos controlar a los dioses. Todo lo que tenga que ver con Plutón, tiene que ver con evolución, con el intenso deseo de perpetuar la especie, por encima de todo, nuestra necesidad de sobrevivir como especie, antes que nada. Esta es la fuerza que más potencia tiene en nuestra psique y viene desde lo más profundo de ella. Cuando hablamos de las energías de Urano, la necesidad de libertad es tan intensa, que por momentos no podemos controlarla, aún cuando arriesguemos la seguridad que necesitamos, tanto emocional como financieramente, aún cuando arruinemos una posición por la que hemos luchado por años por lograr y mantener. Marte, el representante de nuestro espíritu guerrero, no es necesariamente un dios muy inteligente. A menudo en su pasión por la lucha, mata a sus propios compañeros, a aquellos que luchan de su lado. Muy a menudo cuando estamos furiosos, atacamos a aquellos que están de nuestro lado y ni nos damos cuenta. La razón, el racionalizar, del ser humano, tiene poco o no poder ante estas energías desafiantes que nos impulsan a hacer cosas que no podemos manejar. Aún aquellos espiritualmente o psicológicamente conscientes y “elevados”, son abatidos en algún momento por estas fuerzas, mucho más potentes que nuestra endeble razón.
Nuestra sexualidad, que entra en el dominio de Plutón y Marte es una de estas energías que aún no hemos aprendido a “manejar”. No importa cuan elevado sea el hombre en su peregrinaje hacia la razón, el bien y el espíritu, esta fuerza domina. Una de las razones por las cuales Hades (Plutón) se mantiene siendo el Dios absoluto del Submundo.
No importa los avances tecnológicos, no hemos logrado “manejar” las explosiones de la Naturaleza, como terremotos, tsunamis y ahora inundaciones en toda Europa. El tsunami de Japón de Marzo del 2011, con la subsecuente explosión de la planta nuclear, ocurrió el día en que Urano entraba en Aries, ya en órbita de cuadratura a Plutón en Capricornio. La vez anterior en el 2010, coincidió con la explosión de la planta de BP que causó el desastre del Golfo de México.
La Luna Nueva en Cáncer nos recuerda que para sentirnos seguros debemos encontrarnos en “el lugar adecuado”, es decir en ese espacio, ya sea físico, mental o virtual, que llamamos “hogar”. Si por algún motivo no nos encontramos en ese “lugar” entonces sentiremos una gran inquietud interna, que nos guiará a levantarnos y salir a buscarlo. Cáncer busca ese “lugar” eternamente y raramente es “al lado” de alguien, sino en un lugar interno donde nuestra alma, nuestro espíritu y nuestro cuerpo, son uno. Es punto tan elusivo, que puede durar un segundo, da a Cáncer la sensación de paz y seguridad.
Es por eso que Cáncer busca en la creatividad, ya sea en la danza, en la pintura, la fotografía, la escritura, la música, ese momento, ese lugar donde pueda experimentar ese sentimiento de unidad con su entorno y que pueda llamar “hogar”. Cuando Cáncer no lo encuentra una gran cantidad de reacciones físicas, como alergias, asma, urticarias, pueden afectar su cuerpo, todas indicaciones de que no se encuentra en el “lugar adecuado”.Por mucho que lo busquemos fuera de nosotros, este lugar es realmente un lugar interno, de unión con lo inefable. Cáncer como su signo opuesto Capricornio, necesitan expresarse profesionalmente. Capricornio por razones sociales y Cáncer por razones personales. La cría y los hijos son la posesión más preciada para Cáncer y “cuidar” es una de las formas que Cáncer usa para sentirse en “ese lugar”. No olvidemos que la casa V es la segunda de la IV. Muchas personas de este signo, se les niega la posibilidad de tener hijos, y por tanto “cuidan” a los demás, de una forma u otra. Cuidar y alimentar son acciones del cuarto signo del zodíaco.
Júpiter, Ceres y Venus se encuentran en conjunción en Géminis, por tanto el deseo de proteger la cría y expresar verbalmente estos sentimientos, se verán reforzados para esta Luna Nueva. Usa las energías de esta Luna para preguntarte si estás en el lugar adecuado y si ello tiene algo que ver con la forma en que te sientes. Aunque no podamos movernos físicamente de lugar, sí podemos hacerlo desde lo más profundo de nuestra alma. La palabra clave de esta lunación: ENCONTRAR
astrologia arquetípica