LUNA LLENA EN LEO – 22-23-24 de Enero

Leo-full-moon

Aquí estamos en la primera Luna Llena de Año y en el signo de Leo. Que la Luna se encuentre en Leo para una luna llena, significa que el Sol está en su tránsito por el signo de Acuario, como corresponde para esta época del año. Si queréis comprender exactamente lo que esta angularidad significa os aconsejo que vayáis a ver la película “The Walk”, dirigida por Robert Zemeckis e interpretada por Joseph Gordon-Levitt, acerca de Philippe Petit, el caminante de cuerda floja, que cruzó de una Torre Gemela a la otra en New York, en Agosto 1974. Mejor aún, mirad el documental, hecho en el 2009, que ganó el Oscar al mejor documental, ese año, actuado por los verdaderos participantes de tal hazaña, es decir por el mismo Petit y sus amigos, llamado “Man on Wire”. Lo podéis ver en YouTube. Además de haber ocurrido en el mes de Leo (el 7 de Agosto) y el hecho de que Philippe Petit era Leo con Luna en Aries, realmente muestra la magia que ocurre, cuando un Leo inspirado por su deseo de llevar a cabo su destino, hipnotiza e inspira a un grupo (Acuario) de amigos, a realizar esta insólita locura, que afortunadamente para todos, terminó bien. Sin Petit por supuesto que nada hubiese ocurrido, pero sin el grupo de amigos tampoco. Es uno de los documentales más inspirantes que he visto en mi vida y deja claro para mi, el juego que existe entre signos opuestos que se atraen y repelen al mismo tiempo, y que el uno sin el otro no tiene sentido y en particular en este caso, lo que pasa entre Leo y Acuario.

El entusiasmo y la creatividad que emana de Leo, atrae al visionario Acuario, que inmediatamente comprende la visión de Leo. Al mismo tiempo, Leo toma consciencia que aunque todo emane de él, sin el grupo y la visión y capacidad científica de Acuario no podría dar forma a su fuego interno. Leo brilla naturalmente, y Acuario resuena ante la visión, sin importarle lo de tomar el centro del escenario, que cede con placer a Leo. Esto en lo positivo, en lo negativo Leo a menudo se olvida que el mundo no solo revuelve a su alrededor y que los demás también tienen su visión y su espacio y el despegue emocional de Acuario, puede herir al Leo, en lo más profundo de su corazón.

Esta Luna Llena encuentra al Sol en Acuario a 3º de Pallas Atenea, otro arquetipo bastante acuariano, esta combinación nos trae a la consciencia la necesidad de no descuidar nuestros lazos emocionales y nuestra relación con seres queridos, al tratar de forjar nuestro destino, pero sobre todo nos habla de la fuerza que ganamos al trabajar en equipo, la importancia de cada miembro del grupo y nos llama a colaborar, a aceptar el simple hecho que la unión hace la fuerza. Esta Luna Llena se encuentra cuadrada por Marte y Juno, ambos en Escorpio, formando ángulos rectos al Sol y a la Luna. Una T-cuadrada o cuadrante, como quieras llamarle, con Marte como planeta apex, es decir el que forma la cuadratura a los que dos planetas que están opuestos, y en signos fijos, como son Leo-Acuario y Escorpio, habla de una situación de tensión, de poca movilidad, de la necesidad de encontrar una forma de liberación y adaptabilidad mental, que no esté agarrada sólo a la “tradición”, sino que nos ayude a encontrar nuestra propia creatividad y forma de acción, aceptando el punto de vista de otras personas. Esta T-cuadrante en un individuo, por ejemplo, denotaría una persona bastante testaruda y dispuesta a luchar por lo que cree, a veces excesivamente. También denota una convicción extremada que puede ser inspiradora al mismo tiempo que amenazante a los demás. Hay una cierta habilidad para liderar e inspirar a otros. Puede ser un héroe o un simple matón. Marte en Escorpio y en cuadratura puede actuar un poco como Plutón, por tanto la necesidad de dominar a los demás y hacer que hagan lo que uno quiere, puede ser muy marcada. La vida se encarga de mostrar a estos individuos que no tenemos tal poder, aunque en algún momento pareciera que sí.

Mercurio a punto de estacionarse directo el 26 de Enero se encuentra exactamente en conjunción a Plutón en Capricornio, lo que nos ayuda a planear las cosas cuidadosamente y pensando todos los posibles detalles. Este par de planetas nos dirigen hacia buscar el porqué de nuestros pensamientos, a preguntar por qué, una y otra vez. Como los dos reavivan la cuadratura a Urano, en Aries, la volatilidad de los mercados puede agravarse y tenemos que tener cuidado de no invertir en proyectos que no tengamos bien estudiados.

Venus también entra en Capricornio para esta lunación, lo que nos  impulsa a valorar nuestra posición dentro de la sociedad en la que vivimos y qué es lo que esperamos de ella. La ambición característica de Capricornio no conoce límites y es una fuerza extraordinaria que propulsa a las cabras del zodíaco, hacia la realización de su destino individual profesional.

Por último, Saturno en Sagitario, el gran sabio, forma un trígono ( 120º) exacto a Vesta-Urano en Aries, por tanto el acercamiento y la fe en la calidez de nuestro fuego interno, como lo vive Leo, cobra una importancia extraordinaria. Una gran templanza nos invade y nuestra sabiduría interna nos inspira a tomarnos las cosas con calma y dejar  que la vida nos lleve a donde debe llevarnos, hacia el misterio y la aventura que cada día realmente es. Nos dice que justificar nuestras acciones con la explicación de la “tradición” ya no tiene sentido, como tampoco lo tiene el citar lo que dijo un profeta hace miles de años. Ahora sabemos más. Afortunadamente las cosas cambian y han cambiado mucho. Debemos adaptarnos a lo nuevo dice Acuario y mirar hacia adelante, con la firme convicción que nuestro fuego interno (Leo), nos llevará por el camino adecuado, para llegar a donde queremos llegar. El conectar con el fuego interno también se puede leer, conectar con lo divino dentro de mi propia psiquis.

Cuando Philippe Petit caminaba sobre ese cable entre las torres caídas del World Trade Center, estaba conectado sin ninguna duda con lo divino y él lo sabía, por tanto sonreía a 450 metros de altura, sin el más mínimo temor. No os perdáis este documental.

 

Astrología Arquetípica