Hoy a las 5:50 GMT Venus ha entrado en Escorpio signo regente de la casa 8 y que tiene a Plutón y Marte por planetas regentes.
El Paso de Venus por este signo reaviva o nos recuerda el mito de Persefone y Hades.
Persefone, hija de Demeter, la Madre Tierra, es raptada por Hades y llevada al Submundo, de donde es rescatada por su madre, pero sólo parcialmente. Después de un “arreglo” entre Hades y Demeter, que en realidad son hermanos, a Persefone se le permite “subir” a estar con su madre, 6 meses del año (primavera y verano) y los otros 6 meses debe retornar al Gran Abajo (otoño e invierno) a reinar con su ahora marido.
Y esto realmente desata es verdadero significado de Venus en Escorpio, la lucha de Persefone, otra expresión de la Venus, entre ser “hija”, dónde no tiene poder, pues su madre es la Diosa de la Tierra, o “amante y reina”, donde sí tiene poder, al ser deseada por Hades.
Todo adolescente con esta posición de Venus en su carta astral, como también con Venus en la casa 8 o en aspecto a Plutón, viven este profundo mito en su adolescencia, cuando se enamoran por primera vez.
El viaje al submundo está descripto por la intensidad que ama Venus en Escorpio. Sea cual sea tu signo de Sol, si tienes Venus en Escorpio, amas con una intensidad difícil de llevar. Será más difícil, por supuesto, si tu Sol está en su signo de Aire, por ejemplo.
Las películas de la saga Crepúsculo, son el ejemplo más moderno de este arquetipo, con la obsesión de Bella con Edward, a pesar que él le diga repetidamente, soy un monstruo. Su amor por Edward la separa de los demás, que le encuentran raro y demasiado misterioso. Si tienes Venus en Escorpio, seguro que no puedes evitar adorar estas películas.
La razón de que sea difícil es que el viaje al Gran Abajo, nos confronta con nuestro lado más oscuro, es decir con todas aquellas emociones que la mayoría de las culturas insistimos en esconder. Es decir: los celos, la venganza, el resentimiento, la envidia. Todos sentimientos muy humanos pero que todos los humanos insistimos en desmentir. Todos decimos: “yo no soy envidioso/a”. Pues la verdad es que todos lo somos en algún momento.
Pero sin Escorpio, no podríamos vivir, la intensidad del amor sexual y la pasión. Ese enganche y obsesión hacia el otro, que prefiere que el “otro” muera, antes que nos deje y se vaya con otro/a.
El amor a las posesiones del otro, también es un tema de la casa 8 y Venus en Escorpio. El “querer” al otro, más que “amarle” es una expresión escorpiana.
Pero también lo son, la nobleza y la lealtad. Si Venus en Escorpio es tu amigo/a, lo será fielmente, hasta que se la hagas o le hieras profundamente, cuando su sed de venganza será implacable.
Todas estas son lecciones Escorpianas: ”aprender a manejar todas estas intensas emociones y darles una salida espiritual”.
Venus entra en Escorpio haciendo un trígono a Quirón, como si los temas de pérdida, celos y venganza en las relaciones, sea un tema a curar. El aprender que la obsesión y el “amor” a menudo no son suficientes para mantener a dos personas “juntos hasta que la muerte los separe”. Hay muchos más temas involucrados en una relación, como lo son el tema de la historia familiar, cultural y Destino de cada miembro de la pareja.
A veces nos cruzamos con aquellos a quien nos une una intensa emoción, pero al cabo de un tiempo, cada uno debe seguir su camino, que no necesariamente incluye al otro.
Sexualmente, Venus en Escorpio, ama los amores secretos, como el de Afrodita (Venus) y Ares. Afrodita está casada con el feo Herrero, Hefesto, pero sigue amando secretamente a Ares.
Venus Escorpio ama lo erótico y lo convierte en su arma más letal, y desde luego es difícil resistirse a su poderío.
Venus estará en Escorpio hasta el 2 de Noviembre.
Mercurio entra en Escorpio el 13 de Octubre, el día después de la Luna Llena en Aries.
Después de la Luna Nueva en Libra, llega la Luna Llena en Aries, lo que significa que el Sol sigue en Libra y esta vez a dos grados de diferencia con Saturno. Qué dos semanas hemos tenido con toda esta conglomeración de planetas en Libra!.
Amanda Knox, fué liberada, el juicio de Conrad Murray, acusado de cargarse a Michael Jackson, continua y Steve Jobs ha muerto, entre otras cosas.
Con esta Luna, la atención vuelve a los temas de pareja versus el individuo. Es decir, todo aquello que debemos hacer por nosotros mismos y nuestra propia vida y lo que debemos hacer por o en pareja.
Es en estos momentos cuando nos confrontamos con los comunes temas en relaciones, cuando uno dice: “con todo lo que he dejado de hacer por ti!” o ” yo hago todo esto por tí y tú nunca haces nada por mi!” o ” yo debo seguir mi camino y tú no te pones las pilas”.
Estos no son temas fáciles de resolver. El comprender y dar prioridad a lo más importante es muy difícil en estas circunstancias. Pero la toma de responsabilidad por el propio destino y el impulso de la vida personal, siempre deberían ser la prioridad.
No debemos olvidar que todo aquello que se inició o se puso sobre nuestra mesa en los días alrededor de la Luna Nueva del 27 de Septiembre, llegan a una especie de resolución para esta Luna Llena.
Aquellas parejas que hayan sufrido durante estas últimas dos semanas, tienen ahora la oportunidad del debate final, o la reconciliación.
Los signos cardinales son los más afectados, pero siempre debemos tener en consideración el hecho que muchos de nosotros tenemos algo de estos signos en nuestra carta astral.
Una de las riquezas que nos regala el conocimiento de la carta astral, es el hecho de que todos estamos en el mismo barco, llamado Tierra, y que a pesar de nuestras diferencias individuales, todos compartimos muchos de los dramas y las alegrías de la vida. En algún nivel, todos podemos conectar, a pesar de la diferencias culturales, de idioma y de idiosincracia y el retorno a la Diosa, o a la Naturaleza es una tema humano, del cual todos somos parte.

astrología arquetípica