El mes de Agosto nos trae tres cambios de luna. Comienza con la Luna Llena en Acuario el Jueves 2, luego tendremos la Luna Nueva en Leo el 17 y finalmente otra Luna Llena el 31, esta vez en Piscis, ya que el Sol ya habrá entrado en Virgo. Esta Luna llena que se forma, activa los arquetipos de Leo y Acuario. El individuo versus el grupo, nuestra creatividad y necesidad de expresar lo que llevamos dentro, versus la necesidad de la comunidad, nuestra originalidad, versus lo importante para el grupo, nuestra relación con los hijos y las amistades. Nuestros intereses personales versus los de nuestros amigos y el grupo en el cual nos movemos. El destacarnos por nuestra originalidad, versus el destacarnos por nuestra habilidad de perdernos en el grupo para que funciones más al unísono. En el mundo de la danza, el free-style versus la coreografía en grupo. Esta angularidad entre Leo y Acuario es el dilema de la lucha por pertenecer a la manada y destacarse en ella. O por el contrario, el no pertenecer a la manada y el sentimiento de soledad que ello engendra. El ser especial y diferenciarse de la manada versus pertenecer a ella. Es cierto que aprendemos quien realmente somos, cuando nos separamos de la manada, pero también es importante reconocer los beneficios y el poderío de ella.

Mercurio, todavía retrógrado, pero a punto de estacionarse directo el 8 de Agosto, se encuentra a unos 7º del Sol y además forma un trígono con Urano, lo que describe lo imprevisible de este mes, donde casi todo el hemisferio norte se toma sus vacaciones de verano. Si sales antes del 8 de Agosto, puedes esperar algunas demoras, planea con tiempo. Nuevas ideas fluirán que nos permitirán renovar o perfeccionar algún proyecto que estemos planeando. La Luna forma un trígono casi exacto a Jupiter y también a Marte en Libra, lo que ayudará a más de uno a largarse a la aventura, al turismo rural, a salir de lo cotidiano.

Neptuno hace la cuadratura a ambos Nodos Lunares, y una especie de cambio de perspectiva nos presenta con más de una opción para interpretar la realidad. Una visión más espiritual de la cotidianidad nos recuerda preguntarnos qué ha pasado con nuestra fé. La vida está llena de situaciones que no tienen una explicación lógica y sin embargo el aceptar el misterio como parte de ella, nos enriquece y nos ayuda a confiar. El amor es uno de esos misterios que todos nombramos a menudo sin tener una comprensión de ello, sin embargo podemos sentirlo. Dios es el Gran Misterio. Dejar fluir, una buena lección de esta lunación.

Venus forma un trígono con Saturno y el encuentro con viejos amigos es posible, la vuelta a casa también. El re-encuentro, como la re-valoración de ciertas relaciones, un tema con esta Luna, que de alguna forma culmina lo que se haya iniciado con la Luna Nueva del 19 de Julio. La relación con nuestros hijos, con nuestros amigos, al igual que situaciones con la comunidad en la que vivimos.

Leo y Acuario nos recuerdan que TODOS somos únicos, que todos venimos llamados a realizar una tarea, para la cual, nacemos debidamente equipados. La originalidad de Acuario, cuando se une a la necesidad de expresión de Leo, forman un vínculo que nosotros debemos descifrar. Qué hacer con esos talentos que traemos? Acuario le recuerda a Leo, que el trabajo en equipo, nos permite avanzar más rápidamente y Leo le recuerda a Acuario que es importante creer en uno mismo. Acuario dice: “El grupo o cultura a que perteneces, lo más importante”, Leo dice: “Lo más importante, tu auto-expresión creativa”. Si tienes planetas en estos signos, seguro que sabes de qué estoy hablando, presta atención a las situaciones que se estén dando con esta Luna Llena y recuerda que siempre tenemos la próxima luna nueva en Leo, del 17 de Agosto para luchar por auto-afirmarnos como lo que realmente somos.

 

astrología arquetípica