Desde que la T cuadrante cardinal entre Saturno en Libra, Urano en Aries y Plutón en Capricornio comenzó en el verano del 2010, muchos grandes y dramáticos cambios han ocurrido. Lo más relevante sin duda la situación financiera de Europa junto con las revoluciones en el  Norte de África,  en Túnez, Egipto, Libia que lograron quitarse de encima sistemas y gobernantes que habían más que sobrepasado su período de bienvenida; 40 años de dictadores empedernidos y corruptos terminaron como si una gigante escoba cósmica los hubiese barrido de la cara de la Tierra. Yemen y Siria también en proceso de revolución y los “Indignados” en todo el mundo han dejado claro que el sentimiento mundial es “Ya está bien!!” Ya está bien de pretender que la mayoría mantenga la lujuria de unos pocos.
Finalmente ese monstruo con cara bondadosa que hemos creado “Internet” con sus redes sociales, los móviles, la democratización de la comunicación, comenzaba a hacer un efecto no previsto en su totalidad. Ya todos podemos ver lo que pasa en el resto del mundo aunque todavía queden Korea del Norte y algunas partes de China y Siberia un poco marginados.
Pero todo esto comenzó un poco antes, al principio del 2008 cuando Plutón finalmente entró en Capricornio, después de 14 años en Sagitario que coincidieron con el resurgimiento del fundamentalismo musulmán que culminó con S-11 y nos trajo 2 guerras, en Afganistán y en Irak. Luego en el 2009 con la oposición de Saturno en Virgo a Urano en Piscis que activó la misma oposición pero a la inversa, de los años 60’s, enviando esa generación en un viaje de auto análisis y ajuste de cuentas, consciente o inconscientemente y nos trajo el primer presidente afroamericano de los Estados Unidos. Parecía imposible y ocurrió!. Luego Saturno entró en Libra en Julio del 2010 y Urano en Aries y de repente la T-cuadrante comenzó, la misma o muy parecida a la de los años 1927 al 1930, cuando la Gran Depresión y el surgimiento del nazismo.
También coincide que los ciclos de Urano y Plutón nos traen revolución y esta vez con Plutón en Capricornio y Urano en Aries, y con la ayuda de Saturno en Libra hemos limpiado y seguimos limpiando la estantería de arriba. El Cosmos, cómplice, ayuda y los gobernantes que no han sido derrocados como en Egipto, Túnez y Libia, han muerto por asesinato o por accidente como en el caso del presidente de Polonia o de un ataque al corazón como King Jong II de Korea del Norte y Kirshner en Argentina.
Saturno se queda en Libra hasta Octubre cuando entrará en Escorpio y llevará la atención kármica a los signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario), pero la cuadratura de Plutón a Urano recién empieza realmente y a partir de Junio y hasta el 2015, seguirá metiendo el dedo en la herida a los signos cardinales forzándonos al cambio, nos guste o no. La mejor forma de manejar el cambio es NO RESISTIRLO. Lo más triste de los cambios es que aunque necesarios y liberantes se llevan muy buenas cosas en el camino. Pero esa es la naturaleza del cambio. Si tu hijo/a se va de casa, si tu relación se termina, si te ves forzado a emigrar, si tú te vas de casa, si tus padres se mueren está claro que el decir Adiós es complicado y doloroso. Pero si comprendemos que en esta vida todo tiene su fin, entonces podremos hacernos cargo del duelo de una forma más consciente y con más aceptación. Y simplemente celebrar el haber tenido la oportunidad de vivir esas experiencias. Debemos decir gracias, sea lo que sea y continuar hacia nuestra próxima lección. Ayer escuchaba un programa sobre Rusia y el hecho que desde que este país se abrió al occidente ya no tienen ese poderío olímpico de antaño. Es verdad que ya no ganan tantas medallas pero hay mucha más libertad, y por lo tanto los jóvenes pueden elegir si quieren se campeones olímpicos o no y dejar el país sin ser perseguidos. Se pierden cosas pero se ganan otras.
Comenzamos el año con un magistral gran trígono entre Jupiter en Tauro, Marte en Virgo y Plutón en Capricornio, lo que nos hará sentir a todos un poquito más optimista y hará su pico en Marzo cuando Venus se unirá a Júpiter en Tauro. Un gran trígono en signos de Tierra que envuelve a Venus y Júpiter! difícil imaginar algo negativo de esta combinación. Debería traer algún tipo esperanza a la situación financiera de Europa y a todo aquellos con planetas en signos de Tierra, especialmente alrededor de los 9º. La única palabra de cautela, sería: cuidado con demasiado optimismo, pero siendo todo en Tierra, no sé si esto aplicará.
En Febrero Neptuno finalmente entra en Piscis una vez más y esta vez se quedará transitando este signo hasta el 2026, (leer mi artículo sobre ello en este blog). Si esto no nos hace tomar consciencia que sí tenemos el poder de ayudarnos los unos a los otros, si abandonamos la corrupción y nos decidimos a vivir una vida honesta y de servicio a los demás y por ende a nosotros mismos, no sé qué lo hará. Una nueva pandemia de algún tipo, también es posible. Júpiter entra en Géminis el 11 de Junio y en Agosto Marte en Libra hará una conjunción a Saturno en los últimos grados de Libra que puede complicar la vida a los Cáncer, los Capricornio y lo Aries nacidos en el tercer decanato de estos signos. En Julio, Marte ya en Libra hará la T-cuadrante a la cuadratura de Urano y Plutón, lo que puede traer más revolución en el mundo y más demanda de justicia social. Libra quiere justicia, pero en combinación con Aries, demanda justicia.
No es mi intención sonar negativa o pretender saber lo que va a pasar, pero lo que si está claro que estamos en una vorágine de cambio y debemos dejar de resistirlo y abrirnos a él, a dejar fluir, después de todo, sin dejar fluir no hay creatividad. Debemos confiar en estas energías cósmicas que parecen tener una inteligencia que nosotros como individuos no podemos comprender, pero que nos llevan a todos a donde vamos y con una intención de Amor, que sobrepasa nuestro entendimiento. Somos nosotros al negarnos a dejar fluir y querer quedarnos en el “Hacer como siempre lo hemos hecho” que bloqueamos lo nuevo y lo positivo. Si bien lo Saturnino, lo conservador es necesario en pequeñas dosis, el abrirse a la posibilidad del Amor y el cambio parece ser más importante, creativo y evolutivo.
Espero que la Navidad y el comienzo del año hayan sido por lo menos agradable y sintonizar con Júpiter que ya marcha directamente y nos impregna a todos de optimismo.
astrología arquetípica