La emocionante carta de la madre de un bebé con Síndrome de Down al médico que le recomendó abortar

8 de junio de 2016

Cuando Courtney Baker estaba embarazada, su médico le recomendó que abortara. Y no lo hizo solo una vez. En varios momentos intentó persuadirla para que no siguiera adelante con la gestación. Y cada vez con más insistencia. Pero Courtney se negó. Quería tener un hijo y le daba igual que fuera a ser un bebé con Síndrome de Down.

Dos años después, su pequeña Emersyn es una bebé de 15 meses, feliz y sana. Sí, ha nacido con el síndrome que tanto pavor le daba al doctor, pero a nadie en su familia le importa: aman a la pequeña, que ha traído luz a sus vidas.

Emersyn

Desde que Emersyn llegó al mundo, su madre ha estado dándole vueltas a la cabeza para descubrir una forma de mostrarle al médico  lo muy equivocado que estaba y que el único sufrimiento que le ha producido su hija fue cuando se tuvo que enfrentar varias veces a un doctor que quería que no naciera.

Tras mucho pensarlo, Courtney ha escrito una carta dedicada al galeno, que ABC News ha publicado y que a continuación traducimos:

Querido doctor,

Una amiga me dijo hace poco cuando su especialista prenatal vio a su hijo en la ecografía, le dijo:, “Es perfecto”. Y una vez que el niño nació con síndrome de Down, fue a ver a ese mismo médico. Miró al pequeño y le dijo: “Te lo dije. Es perfecto”.

Su historia me desgarró. Mientras yo estaba muy emocionada por la experiencia de mi amiga, me llenó de dolor porque eso es lo que yo debería haber tenido. Me gustaría que usted hubiera sido ese doctor.

Le visité en el momento más difícil de mi vida. Estaba aterrorizada, ansiosa y desesperada. No sabía la verdad sobre mi bebé, y eso es lo que necesitaba desesperadamente de usted. Pero en lugar de apoyo, usted sugirió que abortáramos a nuestro hijo. Le dije su nombre, y nos preguntó de nuevo si entendiéramos que nuestra calidad de vida iba a desplomarse por tener un niño con Síndrome de Down. Usted sugirió que reconsideráramos nuestra decisión de continuar con el embarazo.

A partir de esa primera visita, temíamos volver con usted. El momento más difícil de mi vida se hizo casi insoportable, ya que nunca me dijo la verdad. Mi hijo era perfecto.

emersyn 2

No estoy cabreada. No soy una amargada. Estoy muy triste. Estoy triste por los diminutos corazones palpitantes que se ven todos los días. Espero que no se llene de un temor perpetuo. Estoy triste por el milagro de esos pequeños dedos de manos y pies, los pulmones y los ojos y los oídos. Que nadie los corte. Estoy triste porque está muy mal decir que un bebé con síndrome de Down iba a disminuir nuestra calidad de vida. Y tengo el corazón destrozado porque haya alguien que diga eso a una mamá hoy en día. Pero sobre todo estoy triste porque nunca tendrá el privilegio de conocer a mi hija, Emersyn.

Como ves, Emersyn no sólo ha añadido a nuestra calidad de vida, sino que también ha tocado los corazones de miles de personas. Ella nos ha dado un propósito y una alegría que es imposible de expresar. Ella nos ha dado las sonrisas más grandes y los besos más dulces que nunca hemos conocido. Ella nos ha abierto los ojos a la verdadera belleza y al amor puro.

Así que mi oración es que ninguna otra madre tenga que pasar por lo que yo pasé. Mi oración es que usted, también, ahora verá la verdadera belleza y el amor puro con cada ecografía.

Y mi oración va para que cuando usted vea el próximo bebé con síndrome de Down en el vientre de su madre, que le diga la verdad: “Su hijo es perfecto.”

Fuente: WTB

 

LA VIDA ES EL GRAN MILAGRO Y UNA MARAVILLOSA POSIBILIDAD DE APRENDER. SOBERBIOS LOS QUE PIENSAN QUE TIENEN DERECHO DE MATAR…

Como todo en este mundo, todos seres juzgados por nuestros actos, palabras, u omisiones.

Los de la bata blanca que se creen dueños de la verdad, que pena dan señores catedráticos, eruditos e intelectuales.