Venus la gran Diosa Olímpica del Amor, la Belleza, la Creatividad y el buen vivir, lo que incluye el dinero, (o el gasto del mismo), entró en Géminis el 3 de este mes que termina, y es en el mes en que entramos, donde le toca hacer su periodo retrógrado, que ocurre cada 18 meses.
Describimos un planeta en moción retrógrada cuando aparentemente lo vemos estacionarse y luego comenzar a moverse hacia atrás, en su trayecto alrededor del Sol. Justamente excepto el Sol y la Luna, todos los planetas tienen su periodo retrógrado. Como ya he explicado en el pasado, esta moción en reverso, no es más que una ilusión óptica, que se crea por la rotación de la Tierra en relación al movimiento de dicho planeta.
Si queréis ver un gráico de ejemplo de tal evento, ir a http://www.astrologycom.com/retroframe.html
Estos eventos cósmicos parecen coincidir con situaciones en nuestras vidas, cuando tenemos que RE-visar, RE-estudiar, RE-pensar, RE-estructurar algo en nuestras vidas que esté aspectado por el cierto planeta que RETRO-cede. Como la palabra lo sugiere, debemos ceder otra vez o por primera vez, para poder avanzar, para poder solucionar. Estos son los momentos cuando debemos tomar un paso atrás, para poder volver a desplazarnos.
Cuando hablamos de Venus, obviamente tenemos que buscar en nuestras vidas, qué es lo que estamos tratando de solucionar en nuestras relaciones, en alguna situación que envuelva intercambio de dinero, en un proyecto creativo, en la forma en que nos relacionamos con nuestra propia Belleza.
Este no es un momento para una intervención quirúrgica estética, sino más bien, para RE-pensar si realmente queremos hacerlo. No es un buen momento para romper una relación, sino para RE-considerar qué sentimos dentro de ella. Si no estamos en una relación, entonces es una buena oportunidad para pensar, por qué no, si realmente lo deseamos o no y si lo deseamos y aún no lo tenemos, meditar sobre los motivos de por qué no.
Nuestra actitud hacia las relaciones personales, están grandemente coloreadas por nuestra historia transgeneracional, y de acuerdo a los aspectos que la Luna y Venus hacen a los planetas colectivos (Urano-Neptuno y Plutón) en nuestra carta astral, podemos comprender de qué situaciones emocionales venimos. Qué es eso que parece “manejarnos” desde dentro que no podemos controlar o comprender y qué por más que insistamos en ello, no podemos “trascender”.
Venus inicia se estaciona retrógrado el 16 de Mayo a 24º de Géminis formando un semisextil a Jupiter a 24º de Tauro y un trígono exacto a Saturno en Libra.
Estos aspectos de la Venus evocan situaciones del pasado que necesitan solucionarse, especialmente aquellas que se iniciaron 7, 14, 21 o 28 años antes. Un ciclo se completa y necesita una profunda revisión de la misma para finalmente avanzar, física y emocionalmente. Amantes, maridos, esposas, relaciones del pasado se nos presentan en nuestras vidas para poder “cerrar ese capítulo de nuestras vidas”. Todas aquellas separaciones que no se han concretado, tienen ahora una oportunidad para hacerlo.
El semisextil de Júpiter nos ayudará a sentirnos mejor al respecto y no temer el desenlace.
Marte hace el último trígono exacto a Plutón, augurando un debate positivo con buena intención por ambas partes, con verdaderas posibilidades de resolución, pero todo requiere que ambas partes mediten al respecto y dejen ir de sentimientos vengativos que sólo hacen perdurar el conflicto.
La paciencia y el perdón son dos de los sentimientos y actitudes que se aprenden en estos momentos.
Revisa en tu interior, qué es eso que realmente debes dejar ir, y aflojar, para poder vivir más feliz.
El retrógrado de Venus coincide con el eclipse anular solar del 20 de Mayo, o Luna Nueva en Géminis, del cual escribiré en el próximo artículo, y el eclipse parcial de Luna o Luna Llena del 4 de Junio, que coincide con el momento en que Venus en su moción retrógrada forma una cuadratura a Marte en Virgo, lo que nos indica que debemos realmente buscar en nuestra alma, para que podamos actuar de la forma más beneficiosa para nosotros mismos y para aquellos que amamos. Esta es una excelente oportunidad para descubrir nuestra ambigüedad interna y nuestros encontrados sentimientos que normalmente proyectamos en los demás o en el otro, esto será sin duda, el punto vital de este evento cósmico.
Como cantaba Michael Jackson: “Comenzaré con el hombre en el espejo……”
El reencuentro con viejos compañeros es posible, el reestablecimiento de viejas relaciones que marcaron un momento social muy vital en nuestras vidas. El encontrar una nueva forma de relacionarnos, menos intensa y demandante y aún igualmente satisfactoria es uno de los beneficios de Venus en Géminis. Venus se estacionará directo el 28 de Junio a unos 7º Géminis 30′, contactando Plutón por quincuncio y Urano por sextil, y entrará en Cáncer el 8 de Agosto, finalizando así su tránsito por el signo de los gemelos.

Astrología arquetica